lunes, 14 de octubre de 2013

Mermelada de granada



El granado de mis vecinos está precioso y grande, además de estar bastante bien surtido con unas cuantas granadas, varias colgaban dentro de nuestra parcela, así que me dijeron que las cogiera para aprovecharlas, y decidí hacer con ellas mermelada casera usando la panificadora
Busque información en internet, en algunas recetas indicaban una cosa y en otras parecido pero no igual, así que yo os pongo tal cual la hice yo.

Esteban ayudando con la colecta:


Pepitas de granada
La mitad del peso en azúcar
1 sobre de Agar agar
La noche antes, pelar y sacar todos los granos y ponerlos junto con la mitad de su peso en azúcar a macerar para que suelte jugos.



A la mañana siguiente como pensé que había demasiada agua, le quite un poco y guardé el líquido para aprovecharlo en otra receta, pero viendo el resultado de después, mejor no tocarlo.

Poner la mezcla en la cubeta de la panificadora, 1 sobre de agar-agar (2 gr) y programa mermelada hasta que acabe.

Mientras esterilizamos los botes de cristal donde los vamos a guardar, o los pones en agua hirviendo durante 10 minutos, o lo hacemos en el lavavajillas, hice coincidir el final del programa de lavado con el final de la cocción de la mermelada y así evitaba hervir los botes de cristal.

Cuando acabe el programa de la panificadora, triturar los granos y poner en los botes llenándolos hasta arriba para que quede la menor cantidad posible de aire, cerramos bien, y los ponemos boca abajo hasta que enfríen, y así hacen una especie de vacío, que permite que se conserven hasta 6 meses he leído, pero vamos, estas cosas en mi casa no duran nada y no lo guardo tanto.

De sabor es “requetebuena”, pero para la próxima que repetiré en breves porque tengo más granadas por usar, con bastante menos azúcar y sin quitar líquido, aunque seguramente la haré con stevia en lugar de azúcar por aquello de evitar el azúcar a ver qué tal sale.

ah! y ya no me queda nada, repartí los 2 botes que salieron con mis vecinos, y de la que guardé para casa, entre visitas que he tenido y desayunos nuestros ha volado!
Para repetir.....